martes, 5 de marzo de 2019

ALGUNAS MEJORAS DE LA CONCENTRACIÓN FOCALIZADA

 1. Aprender a realizar cambios en el foco de atención de manera voluntaria y controlada.
 2. Aprender a mantener el foco de atención.
 3. Buscar señales pertinentes o focos de atención para recuperar nuestra concentración.
 4. Visualizar positivamente las acciones que queremos realizar.

 Algunos ejercicios para aprender a cambiar de foco atencional o de pasar de una concentración amplia a una estrecha consiste en observar un espacio (habitación, escenario, paisaje, etc.) en toda su extensión y fijándose en todos sus detalles y luego ir cerrando el foco de atención (como el zoom de una cámara fotográfica hacia un lugar o cosa concreta de lo que estamos observando y repertirlo sucesivamente (abriendo y cerrando el zoom). Un ejercicio similar lo podemos realizar mientras escuchamos música; oímos una melodía o una canción determinada y en un momento de la misma intentamos escuchar más atentamente el sonido de un instrumento concreto en relación a los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario